Jardín oriental
Conectar o Registrarse
  Recuérdame
 Recordar contraseña
    Hogar     Exteriores     Jardines     Jardín oriental
 
   Alquiler
   Alquiler de pisos

   Bricolaje
   Carpintería
   Fontanería
   Ideas y sugerencias
   Pintura

   Comprar pisos
   Elección del piso
   Proceso de compra

   Curiosidades
   Casas de famosos
   Casas de vacaciones de los famosos
   Las mansiones de las estrellas
   Muy interesante

   Decoración
   Accesorios de decoración
   Baños
   Cocinas
   Decoración de Navidad
   Despachos
   Escaleras
   Estilos de decoración
   Habitaciones
   Salones

   Exteriores
   Jardines
   Ayuda con la decoración del jardín
   Crear un huerto vertical en nuestro hogar
   Dando vida al jardín con un asador profesional
   Ideas para crear un jardín de ensueño
   Jardín oriental
   Placas solares
   Sombrillas de jardín
   Césped artificial
   Estética del jardín
   Ideas para terrazas
   Terrazas
   Piscinas
   Jardinería

   Hipotecas
   Conceptos e ideas
   Tipos de hipotecas

   Hogar
   Climatización
   Encimeras
   Paredes
   Sofás
   Suelos

   Seguros
   Seguro de hogar


1
Jardín oriental
5

Jardín orientalJardines orientales, jardines zen,... En abstracto, el jardín japonés representa el paraíso y la unión del hombre con la naturaleza. La quietud y la paz que se respira en estos espacios orientales, va ganando adeptos poco a poco en Occidente. La sencillez es la base en estos jardines, pero son diversos los principios que deben ser respetados si se desea recrear este ambiente atípico, sereno y relajante.

Contrariamente a los jardines occidentales, los jardines japoneses son unas creaciones abstractas. Éstos no tienen como objetivo impresionar ni ofrecer un espectáculo, sino recrear una armonía natural. Por otra parte, la mayoría de los jardines orientales están situados en el mismo interior de la vivienda, sólo accesibles a las miradas familiares.

Otro principio básico del jardín “Zen” es eliminar las líneas rectas. La sinuosidad y las curvas evocan la flexibilidad, la ligereza y, sobre todo, el estado natural de las cosas. Los minerales no aplastan a los vegetales, sino comparten el espacio. Todos los elementos en un jardín japonés deben hacernos pensar que están en su sitio natural. Los más puristas hasta aconsejarían recolocar las piedras exactamente como estaban cuando las encontraste. No es necesario ir tan lejos, por supuesto. Simplemente hay que pensar con naturalidad y sencillez.

Una configuración estudiada

El primer aspecto que hay que considerar es, por supuesto, la superficie y la organización del espacio que hay que rellenar. Los jardines orientales tienen una ventaja: pueden ser concentrados en pequeñas superficies. No es necesario disponer de un terreno inmenso para crear un universo. Prueba de ello es el éxito de los jardines “zen” en miniatura que se venden como objetos de decoración.

También es importante la elección de los materiales y, sobre todo, su disposición, que debe ser bien meditada. El suelo nunca debe estar desnudo sino cubierto de grava, de guijarros de diferentes tamaños, o incluso de madera. Un suelo en enrejado, comprendiendo diferentes niveles, dará una sensación de relieve al jardín que lo potenciará. Las rocas, también de diferentes tamaños, no deben ser ni demasiado numerosas ni demasiado imponentes, sino ser algo discreto.

Imprimir artículo Enviar por email   1 comentario Insertar comentarios


Tags:   estilos, exteriores, jardines, oriental
Contacto HogarPedia.com :: Bricolaje, decoración, hogar, pisos, hipotecas, seguros, alquiler.
Aviso Legal