Riegos de las plantas de interior
Conectar o Registrarse
  Recuérdame
 Recordar contraseña
 
   Alquiler
   Alquiler de pisos

   Bricolaje
   Carpintería
   Fontanería
   Ideas y sugerencias
   Pintura

   Comprar pisos
   Elección del piso
   Proceso de compra

   Curiosidades
   Casas de famosos
   Casas de vacaciones de los famosos
   Las mansiones de las estrellas
   Muy interesante

   Decoración
   Accesorios de decoración
   Baños
   Cocinas
   Decoración de Navidad
   Despachos
   Escaleras
   Estilos de decoración
   Habitaciones
   Salones

   Exteriores
   Jardines
   Piscinas
   Jardinería
   Riegos de las plantas de interior
   Fertilización de las plantas
   Trasplantar una planta
   Luminosidad de las plantas de interior
   Cuidados de bonsáis
   Poda estructural de bonsáis
   Acolchados para plantas

   Hipotecas
   Conceptos e ideas
   Tipos de hipotecas

   Hogar
   Climatización
   Encimeras
   Paredes
   Sofás
   Suelos

   Seguros
   Seguro de hogar


1
Riegos de las plantas de interior
0

Riego de las plantas de interiorEl correcto desarrollo de las plantas de interior depende en gran parte del riego que les damos a las mismas. Y, por desgracia, se cometen muchos errores en este aspecto: o les damos demasiada  agua o no les damos la suficiente. El segundo error es subsanable y podríamos recuperar la planta. El primero es más grave. Una planta “ahogada” es difícil que no se pudra y se morirá.

Generalmente las plantas de interior necesitan ser regadas cuando la superficie de la tierra está seca al tacto. Con esto no queremos decir que debamos dejarlas resecar, pero si debemos dejar que chupen casi completamente el agua del riego anterior. Deberemos evitar por norma los riegos frecuentes y superficiales, y sólo hacerlos en caso de necesidad.

El riego lo realizaremos de la siguiente manera: riega toda la superficie del suelo, hasta que observes que el agua fluye a través de los agujeros de drenaje. Esta agua que fluirá, la vaciaremos unos pocos minutos más tarde, ya que de dejarla en el plato, se pudrirían sus raíces.

La temperatura del agua de riego es aconsejable que sea ambiente. El agua fría inhibe el crecimiento y mancha las hojas de varias plantas. También prestaremos atención al cloro porque algunas plantas son muy sensibles al cloro del agua potable. Si usamos agua de grifo, lo recomendable es dejarle reposar un día antes de su uso para que el cloro pueda evaporarse.

Las plantas adaptadas a las regiones áridas (como cactus o plantas suculentas) soportan mejor la falta de agua. Sin embargo, éstas requieren un riego más frecuente en verano, porque sus condiciones de crecimiento son máximas.

Imprimir artículo Enviar por email   1 comentario Insertar comentarios


Tags:   exteriores, jardinería, plantas, riegos
Contacto HogarPedia.com :: Bricolaje, decoración, hogar, pisos, hipotecas, seguros, alquiler.
Aviso Legal